Introducimos la cultura de la felicidad a través de proyectos innovadores y desarrollamos trabajo pionero en el binomio sostenibilidad/felicidad.

1. //

Proyectos innovadores

2. //

Investigación sobre sostenibilidad y felicidad

Lideramos el trabajo de investigación en el binomio desarrollo sostenible y felicidad. En 2019 publicamos el trabajo “Bridging the Gap between the Sustainable Development Goals and Happiness Metrics”  (un resumen en castellano está disponible aquí)  En estos momentos estamos desarrollando el trabajo “Searching for the lost SDG”, que da continuidad al artículo anterior. El trabajo se ha basado en una consulta internacional sobre la materia realizada en julio y agosto de 2019 (en este enlace puedes encontrar un resumen de los resultados).

A finales de 2021 verá la luz el capítulo titulado Are the Sustainable Development Goals the compass for a happier society? en el libroLinking Sustainability and Happiness: Theoretical and Applied Perspectives de la reconocida editorial Springer Nature.

En 2022 se publicará el libro «Políticas de Felicidad: Un nuevo paradigma para un nuevo tiempo» en el que se recoge el estado de las políticas de felicidad en el mundo.

Lideramos el trabajo de investigación en el binomio desarrollo sostenible y felicidad. En 2019 publicamos el trabajo “Bridging the Gap between the Sustainable Development Goals and Happiness Metrics”  (un resumen en castellano está disponible aquí)  En estos momentos estamos desarrollando el trabajo “Searching for the lost SDG”, que da continuidad al artículo anterior. El trabajo se ha basado en una consulta internacional sobre la materia realizada en julio y agosto de 2019 (en este enlace puedes encontrar un resumen de los resultados).

A finales de 2021 verá la luz el capítulo titulado Are the Sustainable Development Goals the compass for a happier society? en el libroLinking Sustainability and Happiness: Theoretical and Applied Perspectives de la reconocida editorial Springer Nature.

En 2022 se publicará el libro «Políticas de Felicidad: Un nuevo paradigma para un nuevo tiempo» en el que se recoge el estado de las políticas de felicidad en el mundo.

ODS 18. SOCIEDADES FELICES

En base a la investigación que hemos realizado sobre sostenibilidad y felicidad, hemos dado forma al ODS 18 “Sociedades Felices” que puede ser un medio para alcanzar los ODS, un fin o una premisa, dependiendo de la orientación que se le dé. No obstante, el ODS “Sociedades Felices” está compuesto por aquellos indicadores de felicidad relevantes y que no quedan reflejados explícitamente en la formulación de los ODS. Lo hemos articulado, de forma teórica en 2 metas y 18 indicadores, aunque necesitará de mayor desarrollo a la hora de llevarlo a la práctica.

18.1 De aquí a 2030, crear las condiciones para que las personas puedan ser felices

  • Horas de trabajo
  • Generosidad (donaciones)
  • Voluntariado
  • Esperanza de vida
  • Salud mental
  • Compromiso y participación sociocultural
  • Implicación de la Sociedad civil (porcentaje de voto y participación en el gobierno)

18.2 De aquí a 2030, mejorar las percepciones de las personas sobre sus vidas

  • Percepción sobre la conciliación de la vida laboral y personal
  • Satisfacción con la vida
  • Emociones negativas
  • Emociones positivas
  • Relaciones comunitarias y sentimiento de pertenencia
  • Satisfacción con las relaciones personales
  • Disponibilidad de red de apoyo
  • Autopercepción de la salud
  • Satisfacción con la vivienda
  • Satisfacción en el trabajo
  • Satisfacción con las finanzas

Perspectivas

Los ODS todavía se encuentran en un estado incipiente de implementación y diversos países y actores involucrados están mostrando distintos intereses y realizando esfuerzos diferentes para integrar los ODS en sus políticas y estrategia.  Los ODS presentan luces y sombras. Pueden quedarse en papel mojado si no se desarrolla una verdadera voluntad de cambio, se movilizan los recursos y esfuerzos necesarios o puede “Transformar nuestro mundo” si se despiertan los intereses para ello.

Cada uno de los ODS ha seleccionado una serie de metas e indicadores, dejando de lado  aspectos relevantes para la consecución ambiciosa de los Objetivos. Esto pone en riesgo que no se trabaje en aspectos importantes para la consecución de cualquiera de los Objetivos y su ambición, por tanto, quede diluida.

Por otro lado, muchos de los indicadores de los ODS son de resultado y no de impacto. Por ejemplo, dentro del ODS 3, hay muchos indicadores que ponen la atención sobre diferentes enfermedades, pero no hay ninguno que apunte a la esperanza de vida y las condiciones generales de salud. Este enfoque hace que, por distintos motivos, los esfuerzos se dirijan a mejorar los resultados de un determinado indicador asumiendo que los impactos derivan directamente de la consecución de ese indicador, cuando esto no necesariamente tiene por qué ocurrir. También es necesario prestar atención al grado de ambición que se dé a los objetivos de cada uno de los indicadores ya que esto depende de las administraciones y organizaciones responsables de incorporarlos y no hay unas directrices de carácter universal.

Por ello, necesitamos que los ODS contemplen explícitamente la felicidad y la calidad de vida con el fin de poner atención directa en los aspectos que la determinan y poder hacer que se convierta en un objetivo claro y no solo en la hipótesis de que mejorando los aspectos sobre los que inciden los ODS la felicidad vendrá sola. Cada vez hay más organizaciones en distintos niveles de gobernanza trabajando en la felicidad, como el Global Happiness Council, que ya ha publicado dos ediciones del Global Happiness Policy Report por lo que es de esperar que este asunto cada vez reciba más atención a nivel político y empuje para conseguir aquello que la gran mayoría queremos: sociedades felices en las que podamos desarrollar vidas plenas en armonía.

Desde El Buen Vivir tenemos el propósito de seguir explorando de forma teórica y aplicada el binomio entre sostenibilidad y felicidad.

Menú