Manifiesto por la Felicidad. Transformando la sociedad del dinero a la del bienestar – Observando el problema

Escuchar a Stefano Bartolini es inspirador. Este profesor de la Universidad de Siena lleva una vida profundizando en la economía de la felicidad y ha sintetizado sus reflexiones en el libro “Manifiesto por la Felicidad. Transformando la sociedad del dinero a la del bienestar”.

Stefano plantea que en general las sociedades asocian el dinero a la felicidad y observando las tendencias de la felicidad, especialmente en Estados Unidos, los resultados son decepcionantes. Achaca esta situación a dos fenómenos principales:

  • La pérdida de la riqueza de las relaciones sociales
  • Las comparaciones sociales, que hacen que nos resulte muy complicado estar satisfechos ya que siempre puede haber algo o alguien que sea o haga las cosas “mejor” que nosotros mismos.

El crecimiento defensivo es la actividad económica realizada para sustituir lo común por lo privado y las presiones sociales. Por ejemplo, esto ocurre cuando el mar está contaminado y se construyen piscinas privadas para poder bañarnos.

Stefano también llama la atención sobre la epidemia de soledad infantil y cómo la infancia se ha convertido en más costosa por la necesidad de tener bienes materiales. Una parte importante del gasto en salud es defensivo. La confianza social se ha deteriorado lo que influye en las relaciones y no protegemos los bienes comunes.

En España, un país rico en relaciones sociales, nos cuesta mucho valorar lo que tenemos y cuidarlo. Un enemigo importante del fomento de las relaciones sociales es el tráfico por lo que peatonalizar las ciudades contribuye a que haya más espacio para el intercambio.

El Covid ha llamado la atención sobre la necesidad de poner la atención en lo colectivo. Un reciente estudio realizado en Italia ha mostrado que ahora las personas están más a favor de desarrollar sistemas comunitarios que de fomentar las posesiones personales. La historia de muestra de sistemas que ya han caído, como la Alemania del este y parece que el occidente del mundo ya está en una búsqueda decidida hacia otro sistema por lo que la pregunta es, ¿cuánto va a durar este sistema?

Aquí puedes ver la conversación completa con Stefano Bartolini a quien le agradecemos profundamente que haya compartido sus reflexiones con la comunidad de El Buen Vivir.

,
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú