Métricas de felicidad

Aunque no existe un índice universal para la medición de la felicidad, la OCDE elaboró recomendaciones para la medición del bienestar subjetivo en las que indica que debe medirse: el bienestar subjetivo, las emociones, tanto positivas como negativas y el propósito de la vida. Existen índices a nivel internacional, regional y puestos en marcha por varios países. Generalmente estos índices combinan aspectos subjetivos y objetivos sobre un amplio abanico de cuestiones como el bienestar subjetivo, la salud o la educación. La medición de la felicidad aporta una visión holística sobre cómo se encuentran las personas y sociedades.

El Informe Mundial de la Felicidad de 2019 indica que la calidad de vida de las personas puede ser evaluada de manera coherente, confiable y válida por una variedad de medidas subjetivas de bienestar, a las que se hace referencia colectivamente como felicidad»[i]. Además, el bienestar subjetivo, evaluado preguntando cómo evalúa la gente la calidad de sus propias vidas- proporciona una buena medida de la calidad de vida en la sociedad en su conjunto, y es un enfoque útil para las políticas públicas[ii]. Disponer de una medida general del bienestar subjetivo permite evaluar la importancia relativa de estos factores que apoyan el bienestar, lo que permite ir más allá de un deseo general de mejorar el bienestar hacia algunas políticas específicas con credenciales establecidas para apoyar una vida major[iii].

[i] Helliwell et al. (2019). (GHWPR)

[ii] Helliwell (2018)

[iii] Helliwell et al. 2019 (GHWPR)

,
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú